Inicio Acerca Ordenar  
Además de verificar la identificación con foto, una fotografía instantánea Polaroid se le toma a cada persona que se le tomo la muestra de ADN. Con los adultos que participan en la prueba de paternidad, también se les imprime la huella digital del dedo pulgar de la mano derecha.
De vez en cuando un "impostor" llega a hacerse la prueba de paternidad. Muchas veces cuando esto sucede el presunto padre manda a un amigo para que le tomen la muestra de ADN. Si esto pasa, la madre puede ver la fotografía e identificar que el hombre probado no fue el presunto padre.
Muchas veces sucede que el presunto padre se preocupa que, aunque puede identificar a la madre, nunca han visto al bebé o posiblemente ya pasaron varios años que no han visto al niño. Quieren asegurarse que estamos probando al niño correcto. En el caso de un infante, no sería posible que la madre trajera un bebé ajeno porque la prueba demostrará que no es hijo de ella. En casos poco usuales puede que sea necesario tomar precauciones adicionales para asegurar que el niño correcto participó en la prueba de paternidad. Por ejemplo, puede ser necesario tomarle la muestra de ADN al niño delante de un abogado, médico u otra persona respetable que verifique la identidad del niño.
Ordenar