Inicio Acerca Ordenar  
La prueba de maternidad normalmente se hace con un análisis de ADN de una posible madre y de un niño. Típicamente, esta clase de prueba es pedida por una agencia de adopciones o de inmigración.

Si hay más que una posible madre del niño y las posibles madres son parientes cercanos, entonces es muy importante examinar a las dos. Esto se aplica, por ejemplo, si dos posibles madres son hermanas o son madre e hija. La prueba de maternidad de una sola presunta madre sólo identifica una probabilidad de maternidad para ella comparada con otras mujeres que no son familia. Si las dos posibles madres tienen una relación biológica cercana, entonces su formación genética puede ser muy parecida, y fácilmente las dos podrían recibir un resultado positivo. En este caso, el laboratorio seguirá su análisis hasta que una de las posibles madres sea excluída (sin cobro adicional). Si sólo una de las posibles madres emparentadas está disponible, el cliente puede pagar al laboratorio para hacer análisis adicionales con tal de establecer cuál es la probabilidad de que la mujer examinada es la madre biológica. Sin embargo, definitivamente es mejor examinar a todos los partidos relacionados que podrían ser la madre del niño.
Muchas veces cuando la oficina de inmigración pide pruebas de paternidad también pide la prueba de maternidad. Solo déjenos saber que necesita ambas pruebas y el precio por ambos reportes es muy económico si se requiere todo junto.